Web de la Asociación Peña Taurina VACAS EN SAN JUAN, de San Juan de Mozarrifar (Zaragoza)   mapa web contacto
Ir a Inicio
Ir a La Peña
Ir a Noticias
Ir a Actividades
Ir a Galería
Ir a Enlaces
Ir a Contacto
     
Visita a la Ganadería Herederos de Ángel Macua
Finca "La Serna"

 



 

25/03/2012 [vacasensanjuan.com]

[foto: Foto de Grupo en la Finca "La Serna". Miriam Pascual]


JESÚS MACUA

El de las vaquillas.
Si tuviéramos que rediseñar el escudo de Navarra, y adaptarlo a los tiempos que corren, sin lugar a dudas, en uno de los cuatro cuarteles tendría que aparecer una vaquilla de raza navarra. Porque manda narices la afición de esta tierra por las vacas en fiestas: vacas por la mañana, al mediodía, por la tarde..., y para almorzar, estofado de ternera. De Leitza a Cortes o de Villa Tuerta a Aribe, no hay fiesta que se precie sin vacas. Con razón, el dicho ribero: “Te mueves más que las vacas de Macua”. Jesús Macua, pamplonés de 45 años, es el amo de la ganadería Macua de reses bravas de Larraga, donde vive y torea cada día con un negocio familiar de más de 60 años y 1.720 cuernos. La empresa posee dos encastes, uno para la lidia, que se exporta a los Domecq, y otro para festejos populares, que también se exporta fuera de Navarra. Vamos, como los molinos o el vino. Jesús dice que son unos bichos muy especiales. Sólo el 5% llegan a ser ‘estrellas’ y, como diría un psicólogo, padecen de trastorno bipolar, ya que tan pronto están quietas, como se arrancan y te largan un viaje. Según el ganadero, son harto sofisticadas, a las buenas hay que cuidarlas como a un Fórmula 1 o un ‘eurofighter’ para que duren y rindan en los festejos, y las que no valen o están desgastadas acaban en estofados o calderetes. En fin, que todo queda en casa. Son tan nuestras, que se les podría presentar a la candidatura de las 10 maravillas. Jesús y yo las votaríamos.

Jorge Nagore
Publicado en Diarío de Navarra
26/10/2008


Visita Ganadería Macua - VACAS EN SAN JUAN
 

El pasado domingo 25 de marzo nos desplazamos al término de Lárraga (Navarra) para visitar la ganadería de Herederos de Ángel Macua.

Esté ha sido hasta la fecha el viaje organizado de nuestra asociación que ha tenido más aceptación entre los aficionados, llegando a desplazar a 110 aficionados a tierras navarras.
Sin duda organizar este viaje ha requerido de un esfuerzo extra: coordinar dos autobuses, organizar una comida para 120 personas con todo lo que conlleva… Pero al final el resultado ha sido más que satisfactorio. Los aficionados se quedaron contentos y eso es lo que cuenta.

De la visita en sí por encima de todo cabe destacar el extraordinario trato recibido por parte de la familia Macua y todo el personal de la ganadería. Se nota cuando eres bien recibido en un sitio, y a la hora de realizar este tipo de visitas se disfruta el doble.

Nada más llegar a la finca "La Serna" y tras el tradicional bocata de jamón con tomate, nos desplazamos justo a la entrada de la finca, dónde están apartadas varias corridas para ser lidiadas por Pablo Hermoso de Mendoza esta temporada en diversas localidades. Sin duda la presentación de los animales, digna de admiración.
Antes de comer, nos dirigimos a la Plaza de tientas donde un alumno de la Escuela Taurina de Tudela lidió un par de becerras.

También hubo tiempo para poder adentrarnos en la finca, en el apartado de las vacas con un remolque, que hizo tres viajes para que todos pudiéramos disfrutar viendo a los animales en el campo. Y también en otro aparatado dónde se encontraban los machos que se destinan a los festejos populares. Como se dice en estos casos, vale más una imagen que mil palabras.

De allí a la mesa. Buena paella la que nos preparó el amigo Toni. Buen ambiente y gran organización de la mano de Juanjo, Clavería y todos aquellos voluntarios que colaboraron para que todo saliera bien. Durante la sobremesa se le hizo a entrega a Jesús Macua de nuestra clásica baldosa  para que la guarde como recuerdo de nuestra visita.

Tras la copa de rigor en la barra de nuestra camarera Marta, de nuevo a la plaza para disfrutar de la capea. Hubo tiempo para recortar, para agacharse detrás de los burladeros, para “tirar de capote” y para hacer algún “a la limón”. Gran ambiente. El tiempo se pasó volando y emprendimos rumbo a San Juan de Mozarrifar, no sin antes realizar la foto de grupo, que sin duda pronto lucirá en el salón de nuestra sede.

Próximo destino: Cantavieja.







InicioArriba